LÁMPARA ESTERILIZANTE

La radiación UVC (radiación ultravioleta de cuarzo) rompe el ADN de bacterias, virus y esporas, haciéndolos inofensivos.

 

La radiación UV puede usarse para múltiples propósitos en el tratamiento de agua y aire, pero se emplea principalmente como un proceso de desinfección. Para otras aplicaciones, los rayos UV se utilizan para la eliminación de productos químicos orgánicos e inorgánicos, incluidos cloro, ozono, cloraminas y total Organic.

 

Se ha demostrado que la radiación UVC es efectiva contra los microorganismos patógenos transmitidos por el agua, incluidos los responsables del cólera, la hepatitis, la poliomielitis, la fiebre tifoidea, la giardia, el criptosporidio y muchas otras enfermedades bacterianas, virales y parasitarias.

Imágenes